Dar con aquello que escondían en su interior un trozo de papel, un pedazo de barro o un puñado de objetos inconexos. Ordenar palabras desde la emoción, agrupar sonidos desde la pasión, mezclar colores desde la vitalidad o desde la tristeza, inventar formas relativas… Es creer, esperanzarse, desear, trabajar, empeñarse, soñar… Es aliarse con la nada y, sin horizonte, imaginar y emprender el viaje hacia lo imposible, hacia lo que aún no existe.