Una confabulación de telas y maderas, de cemento y pinturas, de colores y luz: aquel espacio casi invisible y desangelado se convierte en “El Lugar” y tachas, feliz y sonriente, otra nueva línea de tu interminable lista de deseos. En realidad todos bucamos, en el mundo, “Un Lugar”

Lo sentimos, no se han encontrado resultados.