Un juramento no es otra cosa que afirmar la verdad sobre algo que es y existe… O existió.

Un juramento es, además, y de alguna manera, un compromiso que se sella con palabras, con silencios, o con miradas, para toda la eternidad.

Así, este “Juramento Nice” es un compromiso profundo y sincero para con la vida y para toda la vida, y vosotros sois los testigos:

“Caminaré, entre el ruido y la prisa, sin rendirme, en busca de la paz del silencio.

Escucharé a los demás, huiré de la agresividad, agradeceré la existencia de personas llenas de virtud y nobles ideales y evitaré las comparaciones, porque nunca son buenas y siempre son injustas.

Prometo quererme y ser yo misma, cultivar la firmeza de espiritu, alejarme de pensamientos oscuros y preservar la paz de mi alma.

Y juro que, a pesar de los sueños fallidos, celebraré la vida y el amor día a día y me esforzaré por ser feliz en este mundo, todavía tan hermoso.

Nice Cordelia

(Inspirado en “Desiderata” de Max Ehrman,
porque un poema bien nos puede cambiar la vida)

Este mundo, todavía tan hermoso...
Este Mundo, todavía tan hermoso…